Cargando contenido

Blog

El dominio de tres artes bajo el mismo nombre

Sonia Delaunay, una gran desconocía en nuestros días, fue una mujer clave para la primera vanguardia parisiense. Y no sólo en el campo de la pintura abstracta y cubista, sino que sus dotes artísticas se expandieron en el diseño y la moda.

La vida de Sonia nunca fue sencilla. De origen ucraniano tuvo que viajar desde pequeña a Rusia, Alemania y Francia para poder estudiar y educarse en moda y pintura. Finalmente se ubicó en París enamorada del postimpresionismo de Van Gogh o Gauguin, y más tarde de la paleta de colores de Matisse. La mezcla de los colores, de las técnicas artísticas, de la posición de las pinceladas fueron lo que dirigieron a Sonia para dedicarse a estos nuevos movimientos que surgían, tanto en pintura como en costura.

«En condición de inmigrante, para no abandonar Francia, contrajo matrimonio de conveniencia con el marchante alemán Wilhelm Uhde, a través del cual conoció a artistas como Picasso o Braque que le enseñaron la otra gran corriente artística de la época: el cubismo. Y entre los cubistas había un hombre, Robert Delaunay, con el que tuvo un enamoramiento simultáneo. En 1910 se divorció y se casó con Robert»1. Este nuevo matrimonio impulso la faceta más artista de Sonia, creando un submovimiento el cubismo: el orfismo. Con este movimiento los Delaunay, fueron cambiando el cubismo hacia la abstracción en una explosión de colores vivos y de pinceladas como protagonistas.

De los cuadros de Sonia, un claro ejemplo de la herencia que nos deja con el orfismo, destacan «Mujer con sombrilla, la parisina» (1912) o «El Bal Bullier» (1913).

El Orfismo de la moda

Y no se quedó sólo como una precursora de una de las vanguardias más importantes del siglo XX, sino que dejó su huella en el mundo de la moda. Sonia aplicó toda su influencia artística de Picasso y Braque junto la paleta del fauvismo para crear estampados innovadores y rompedores. «El estudio de la moda y tejidos de Delaunay tuvo mucho éxito y muchas estrellas de Hollywood adquirieron piezas suyas, de manera que su estilo fue copiado»2, de estas maneras comenzaron a verse el cubismo en los tejidos como algo novedoso, sin saber de donde venía el origen.

Sonia junto al padre del dadaísmo, Tristán Tzara, dieron luz al vestido simultaneo «que pretendía expresar un cruce entre a moda, el arte y la poesía»además de juntar todo su estilo y técnica del orfismo dejando como resultado una prenda estilosa y única para 1925. En este mismo año, Sonia participó en la Exposición Internacional de las Artes Decorativas e Industriales Modernas que se celebró en París haciendo que sus productos llamaran «la atención del público sobre un estilo de diseño que se iba a convertir en omnipresente»2.

Y así fue, aunque en la actualidad, el trabajo de Sonia sigue siendo un gran desconocido en el mundo de la Alta Costura siendo ignorada en la mayoría de los libros de la historia de la moda.

 

1Miguel Calvo Santos (2016) «Sonia Delaunay» Historia Arte! Puedes leer el artículo pinchando aquí.
2Stevenson (2011) «Moda. Historia de los diseños y estilos que han marcado época» Lunwerg, Barcelona (España) – página 96-97