Cargando contenido

Blog

La revolución de la doble C

Coco Chanel fue una mujer que puso al revés el mundo de la industria de la Alta Costura, incluyendo en sus diseños las rayas marineras, las perlas o los básicos vestidos negros ajustados, entre otras prendas femeninas revolucionarias para la época

«Chanel destacó de inmediato porque le gustaba todo lo que ninguna mujer había llevado antes. Poco femenina por naturaleza, Chanel prescindió de todos los adornos de la Belle Époque y creó sombreros muy sencillos, pero elegantes» comienza la descripción de está diseñadora en el libro de Stevenson1. Fue un icono a seguir en las mujeres francesas de su época, pues éstas comenzaron a ponerse los jerséis de los hombres y salir a la calle con un estilo poco femenino para comienzos del siglo XX.

Gabrielle Bonheur Chanel nació en el seno de una familia muy humilde en 1883. Su madre falleció cuando ella era pequeña, dejándola con cuatro hermanos pequeños y un padre que se desentendió de ella, entregándola en un internado. Allí se educó con las monjas y aprendió a coser. Durante esos años nunca perdió su conformismo con las injusticias y las ansias de independencia y libertad. Cuando salió del hospicio, cogió esas ansias y las trasladó en su oficio, pues comenzó como aprendiza en una mecería de Moulins, donde se hizo conocida bajo el seudónimo la petite Coco.

Los diseños «escandalosos»

Aunque en la actualidad los jerséis, los chándales y los pantalones sean prendas que se ven instintivamente en mujeres y hombres, a principios de siglo XX, se veía como poco femenino vestir esas prendas, pues solo se fabricaban para hombres. Chanel revolucionó sus diseños inspirándose en esta ropa masculina, comenzó a lucir jerséis y blusas con estampados de los uniformes marineros. Cuando su negocio prosperó y abrió la tienda en París, «Chanel se dispuso a simplificar la silueta para que se ajustara a sus gustos. Redujo los adornos, utilizó telas más ligeras y simplifico las líneas»1 y lo más revolucionario, es que todos sus diseños se podían llevar sin corsé.

En 1919, tras el cierre por la 1º Guerra Mundial, volvió a abrir su casa de costura en Paris con más fuerza que antes. Fue el inicio de dos prendas básicas en la colección de Coco: su conjunto chaqueta-pantalón y su vestido negro con corte mini. Para ella, estos dos nuevos productos eran tan elegantes como perfectos por su sencillez. Su casa de costura se convirtió en un referente de la ropa moderna y con un estilo gasçonne. Stevenson confirma que la firma de Chanel se conformaba de «prendas desestructurares, poco de vestir y deportivas, pero la calidad del corte era tan perfecta que sus diseños fueron el epítome de la elegancia»

El trabajo de Coco Chanel se puede describir como un acto de esfuerzo y ruptura con lo que estaba estipulado como normal. Sus deseos por la independencia y libertad marcaban todos sus patrones, haciendo que la figura de la mujer no fuera lo que dictaran las normas de los diseñadores varones. Dejó de vestir a las mujeres con sombreros y detalles enormes, para que la sencillez y la elegancia entrará en sus armarios.

 

1NJ Stevenson (2011) «Moda. Historia de los diseños y estilos que han marcado época» Lunwerg, Barcelona (España) - página 98-99